Lloro por King Kong

16,00

Pablo Sorozábal
Cambalache

“He vuelto a leer Lloro por King Kong veinte años después y ha vuelto a emocionarme. Olvidado en su cajón a la espera de esta edición, no ha envejecido ni un solo día, quizás porque España y los españoles seguimos viviendo en la estela o en el aura o en la radiación del dolor y la fealdad que describen sus páginas, y en la necesidad de reparación estética y política que ellas mismas reclaman. Lloro por Kin Kong es una larga ráfaga, una sostenida, a ratos jadeante, racha de viento que transporta, como hojarasca y basura, la historia de nuestros abuelos y nuestros padres, separados no por una guerra civil sino por una diferencia de clase que es, al mismo tiempo, una diferencia de alma: dos “especies” enfrentadas, digamos, por su relación con la luz”. (del prólogo de Santiago Alba Rico).

Descripción

Madrid, mediados del siglo XX. Durante el velatorio del cadáver de don Julio Reyes, un acomodado paterfamilias de la España campante tras la guerra civil, su círculo de allegados rememora episodios en torno a la vida del fallecido y a las suyas propias durante los años de la contienda y reconstruye -sin pretenderlo- un retrato sucio y cruel de la sociedad biempensante que pretende representar. Lo que aflora es una crónica de falsedades, humillaciones e hipocresías, narrada a borbotones por un coro de voces -entre el testimonio directo y el de flujo de consciencia- y que tiene su contrapeso en el personaje de Sole, la criada de la casa, símbolo de todas los derrotados de la historia y auténtica protagonista de la novela.

Publicada, sin apenas repercusión, en 1990 por la desaparecida editorial Tellus, esta nueva edición de Lloro por King Kong permitirá conocer una de las novelas que mejor han retratado la España de la posguerra y, de paso, a su autor, el escritor, compositor y traductor Pablo Sorozábal Serrano (1934-2007), autor de una extensa y casi desconocida obra musical (entre ella, el Himno de la Comunidad de Madrid, sobre una letra de Agustín García Calvo), traductor al español de Kakfa o Theodore Fontane, crítico literario en Cuadernos Hispanoamericanos, fotógrafo, articulista, poeta, y novelista.

“He vuelto a leer Lloro por King Kong veinte años después y ha vuelto a emocionarme. Olvidado en su cajón a la espera de esta edición, no ha envejecido ni un solo día, quizás porque España y los españoles seguimos viviendo en la estela o en el aura o en la radiación del dolor y la fealdad que describen sus páginas, y en la necesidad de reparación estética y política que ellas mismas reclaman. Lloro por Kin Kong es una larga ráfaga, una sostenida, a ratos jadeante, racha de viento que transporta, como hojarasca y basura, la historia de nuestros abuelos y nuestros padres, separados no por una guerra civil sino por una diferencia de clase que es, al mismo tiempo, una diferencia de alma: dos “especies” enfrentadas, digamos, por su relación con la luz”. (del prólogo de Santiago Alba Rico).

Afinidades